agregar a favoritos recomendar a un amigo Hazte Fan En Facebook Argentina Brasil Chile España Uruguay
ampliar Imagenes

Del Maestro con Pasión

-+

Estoy seguro que a ustedes, profesionales de la belleza, les deberá pasar que las clientas continuamente les preguntan sobre mitos y verdades de algunas maneras de tratar el cabello. Algunas de estas preguntas frecuentes son: 

¿Si lavo mi pelo cada día puede llegar a debilitarlo en exceso? 

Este mito es falso, lavar el cabello a diario no reseca el pelo, siempre y cuando se  utilice un champú y suavizante adecuado al tipo de cabello. Yo incluso recomiendo lavarlo con esa frecuencia si está acostumbrada a hacerlo.

¿Si me arranco una cana me salen más? 

No es cierto. Cada pelo depende de su raíz, de su propio folículo piloso. Por lo que arrancarte una cana no va a hacer que te crezcan dos o tres, este mito es completamente falso.  Sobre este tema, los dermatólogos expertos en la caída del cabello  también son contundentes y dicen: “Pensar que al quitar una cana salen más es un mito, quizás uno de los más populares respecto al cabello. Las canas van saliendo poco a poco, puesto que el cabello va perdiendo el color paulatinamente. Por lo que el ver más cabellos canosos en una zona tras arrancar una cana no es más que un efecto óptico.”

¿El jugo de limón y la cerveza ayudan a aclarar el pelo? 

Este mito sí es cierto, aunque sólo en el caso del jugo de limón. Ayuda a aclarar el pelo, pero se trata de un proceso muy lento. Nunca apliques el jugo directamente sobre el pelo sin haberlo mezclado antes con agua, ya que puede resecar mucho el cabello. Además, esto es sólo aconsejable para cabellos rubios, ya que los castaños tienden a aclararse a tonos más anaranjados. 

¿El agua fría me ayuda a tener el pelo más brillante? 

Cierto. El agua fría ayuda a tener un pelo más brillante pero cepillar el pelo mojado puede llegar a romperlo. Si tenés el pelo seco, lo mejor es que apliques la mascarilla o  reestructurarte después de cada lavado, así ayudarás a protegerlo contra la rotura aportándole la hidratación que necesita.