agregar a favoritos recomendar a un amigo Hazte Fan En Facebook Argentina Brasil Chile España Uruguay
ampliar Imagenes

Entrevista a Daniel Alaui

-+

Mi misión es despertar el amor por esta profesión

En una entrevista exclusiva con Estilo Profesional, Daniel Alaui, Director Educativo de Pivot Point, comparte su vasta experiencia en docencia y sus consejos para los profesionales que deseen seguir creciendo y capacitándose en el apasionante mundo de la belleza. 

¿Cómo empezaste en esta profesión?

De chico me di cuenta que me gustaba mucho todo lo relacionado al arte y descubrí en la peluquería la mejor manera de expresar esa faceta artística. 

¿Dónde te formaste?

En 1984 comencé con el curso de peinador completo en APPYA, durante los dos años que estudié allí también realicé muchos perfeccionamientos con el objetivo de ampliar mis conocimientos. Me capacité en grandes escuelas como Tony&Guy, Llongueras y Pivot Point, en donde hoy me desempeño como director educativo. También realicé cursos y presentaciones con laboratorios reconocidos: Revlon, L´oreal y Opción, etcétera. 

¿Quiénes fueron tus referentes?

La persona a la cual admiraba cuando comencé y admiro actualmente es la maestra internacional Susana Barrios. La conocí durante mis inicios en Pivot Point y el haberla conocido hizo que se reafirme en mí ese sentimiento para con la peluquería. Otro gran referente en mi carrera fue Jorge Palaveccino, de UPA. 

¿Qué cualidades debe tener un buen educador?

Considero que para ser un buen educador es fundamental tener la habilidad de poder transmitir conocimiento. Creo que también es necesario saber escuchar al alumno para entender qué es lo que viene a buscar en cada curso: hay gente que viene a estudiar para tener una rápida salida laboral, hay personas que vienen a hacerlo como un hobby y están los que realmente tienen pasión. En todos los casos, mi misión es siempre despertar en el alumno el amor por esta profesión, más allá del uso que va a darle a eso que aprendieron. 

¿Qué es el color para vos?

El color para mí es un despertar permanente de sensaciones y emociones; poder volcar creatividad en mis clientas me brinda gran satisfacción. 

¿Qué tratás de transmitirles a tus alumnos?

Siempre bajo la premisa de mostrar entusiasmo y entrega, trato de transmitirle a mis alumnos lo que considero que son los pilares fundamentales en lo que luego será su carrera: conocimiento, pasión, compromiso e interés por capacitarse. 

¿Qué te aportó participar en campeonatos?

Lo que más rescato de mis participaciones en campeonatos es que me permitió descubrir lo maravilloso que es trabajar con cabello, entender la cantidad de formas posibles que uno puede crear y tener más confianza en mí como profesional. 

¿Qué te aportan tus presentaciones o viajes de trabajo?

Lo que más me enriquece de las presentaciones y viajes de trabajo es esa posibilidad de conocer grandes profesionales, compartir escenarios con ellos y de recibir el reconocimiento de los participantes, con la responsabilidad que implica estar siendo observado y de llegar a ser, quizás, una fuente de inspiración para muchas personas. 

¿Cómo es tu trabajo en Pivot Point?

Es muy gratificante estar hoy del otro lado. Comencé como alumno, me formé en Pivot Point siendo el primer alumno becado para realizar el curso de educador y hoy soy director educativo. Mi trabajo implica, entre otras cosas, la diagramación de los programas de los diferentes cursos iniciales y de perfeccionamiento que brinda la escuela; colaboración en la capacitación y aprendizaje de la técnica de los nuevos educadores; dictado de clases a quienes recién comienzan a estudiar peluquería y a profesionales que quieren conocer algo distinto; y coordinación de la parte artística de las distintas presentaciones que realizamos en eventos. Es una técnica fascinante, no quiero ser fundamentalista pero sería perfecto que todos los que trabajan o quieren trabajar en peluquería puedan utilizarla. 

¿Qué es la inspiración para vos?

Es una explosión de creatividad, es sacar el máximo partido a esos momentos de creación que son totalmente imprevisibles, y que, al no surgir de una planificación previa son más que gratificantes. 

¿Cuánto influye la capacitación en el desarrollo de la carrera profesional?

Como en toda profesión, sin una capacitación constante uno queda estancado en una meseta de la cual, en algún momento, es difícil salir. Estudiar, perfeccionarse, buscar nuevos conocimientos es, para mí, lo que hace a un buen profesional. Adquirir conocimientos día a día me parece clave en el desarrollo de la carrera profesional de cualquier persona. 

¿Qué recomendaciones le darías a un profesional que está dando sus primeros pasos?

Cada vez que me toca dictar algún curso de los de nivel inicial, en la primera clase siempre digo que es muy importante adquirir prácticas. Siempre cuento mi experiencia personal, yo cuando comencé a estudiar peluquería no me quedaba sólo con lo que aprendía sino que iba por más y es por eso que comencé a cortar el pelo en una residencia para ancianos y en un hogar de niños. Lo hacía por el puro placer de aprender y de ayudar.

Considero que sin sacrificio, voluntad y capacitación constante no hay frutos.  

¿Un sueño profesional?

Mi sueño lo cumplo todos los días, es el de seguir compartiendo experiencias con mis alumnos y el ayudar a otros a dar sus primeros pasos o ser mejores profesionales.