agregar a favoritos recomendar a un amigo Hazte Fan En Facebook Argentina Brasil Chile España Uruguay
ampliar Imagenes

Efectos de luz en el cabello

-+

¿Balayage, mechas californianas o shatush?

Constantemente buscamos la manera de destacarnos entre la multitud. Hoy en día la estética juega un rol primordial a la hora de relacionarnos con los demás, nuestra imagen habla de nosotros, antes incluso que digamos una palabra. En esta línea, las innovaciones en materia de color para el cabello parecen no acabar nunca. Pero cada vez son más las mujeres que desean llevar su pelo de manera natural, consiguiendo looks más claros, como recién bañados por el sol. En los últimos tiempos se han alternado algunas técnicas clásicas, y cada maestro tiene su librito y sus preferencias. En esta nota haremos un repaso por algunas de ellas: el balayage, las mechas californianas y el shatush. Si bien últimamente las mechas californianas fueron dejándose atrás, y el balayage y shatush están tomando la delantera, todo parece ser una cuestión de gustos y de épocas. 

Balayage

El balayage es una técnica francesa creada en la década del ’70 que se puso de moda en los años ‘90, con la que se consigue una distribución uniforme de luminosidad en el cabello. La palabra “balayage” significa barrer y es justamente eso lo que hace, barre el color desde la raíz hasta las puntas, logrando un look natural y luminoso.  Para eso el estilista utiliza una brocha con la que va aplicando el tinte o decolorante en los mechones y más tarde se coloca un algodón debajo de cada uno para no manchar el resto del pelo. Después el cabello se cubre con film transparente y se deja actuar. El balayage aporta el mismo brillo que podría dar una temporada de verano bajo el sol. 

El contraste entre el color aplicado y el color base no es drástico. Es decir, al no utilizarse gorra o papel, los mechones se mezclan muy bien con el resto del pelo, dando la apariencia de recién iluminado por el sol. Esta técnica no requiere retoques mensuales porque no se trabaja desde la raíz, así que pueden pasar varios meses hasta el próximo retoque.

La clave del balayage está en la pericia del peluquero. La técnica de balayage con pincel es más compleja y requiere una mayor maestría en la aplicación que las clásicas mechas con papel de plata. Las mechas con pincel permiten una aplicación más natural, creando auténticos puntos de luz allí donde se busca de forma expresa y con gran precisión. Repetir la oxidación con el papel de plata obliga no sólo a retocar la raíz, sino también todo el resto de la cabellera, lo cual aclara en exceso el conjunto y nos aleja del color deseado. El calor del papel de plata acelera el proceso de oxidación del cabello mientras que el pincel permite controlar la mezcla y la aplicación de forma continuada. Al aplicar el color con el pincel, se evita el temido efecto “cebra” en el que se ven las mechas en forma de rayas. Con el pincel se crean efectos de luz más sutiles. Además, con el pincel se logra alargar y prolongar el tiempo entre retoques, ya que esta técnica permite llegar hasta la misma raíz del pelo. Y la tonalidad no se oxida, las mechas siempre están luminosas y brillantes.

Mechas californianas

El origen de las mechas californianas se remonta a los años ‘60, con el estilista francés Jean Dessange. A él se le ocurrió aplicar más cantidad de producto en las puntas y degradar hacia la raíz del cabello, con lo que consiguió un efecto de aclarado natural, sin necesidad de aplicar en la zona de la raíz. Dessange aspiraba a imitar el efecto de los rayos solares en las melenas de las surfistas de las playas de California. Es por eso que esta técnica aporta tanta luz y soltura a la cabellera y suaviza las facciones del rostro. Existen dos tipos de mechas californianas muy conocidas con los que se consigue un resultado muy natural. Las mechas californianas clásicas, tanto para rubias como para morenas. Si tenés el cabello rubio, se deja tu raíz natural y se va difuminando el color hacia las puntas. De esta forma se consigue un degradado de color desde la raíz (oscura) hasta las puntas (claras). Las mujeres morenas pueden correr el riesgo de convertirse en rubias, sin quererlo. Por eso es indispensable que se respete el color base del cabello y que se degrade en tonos más claros, pero acordes al original. Y es recomendable hacerlo con profesionales expertos en el tema. El segundo tipo son las mechas californianas marcadas, que consiste en marcar mucho la raíz. La técnica es la misma, pero el degradado es mucho más acentuado, dejando unas raíces muy oscuras, y unas puntas muy claras. La ventaja es que no requiere un mantenimiento frecuente. 

Shatush

Puede confundirse con las tradicionales mechas californianas pero la técnica de coloración Shatush no tiene el mismo efecto. Se diferencian porque con esta técnica se consigue un efecto más natural. Una vez aplicado, las raíces se mantienen más oscuras mientras que el resto del cabello se aclara poco a poco. Esta técnica revolucionó España a fines del año pasado, pero ya se disfruta desde hace tiempo en salones de peluquería de Nueva York, Milán y París. El shatush aporta naturalidad a tu tinte capilar, porque este sistema permite obtener reflejos sin que quede un efecto forzado. Por este motivo, el “shatush o shatush class” no debe confundirse con las mechas californianas, porque lo único que ambas técnicas comparten es que proponen raíces más oscuras y puntas más claras, pero el resultado es completamente diferente. El shatush permite lucir en el cabello reflejos y luz propia con una apariencia muy natural. Una vez aplicada es imposible distinguir dónde comienza el tono natural y donde la coloración del cabello porque no deja raíz cuando crece el cabello y crea una apariencia similar al efecto natural de variación de tonos característica del cabello de los niños. Dado que el shatush no es propiamente un color, es imposible elegir una tonalidad concreta, aunque para realizarlo debe tenerse en cuenta la tonalidad ya presente. En cabellos rubios queda un tono súper natural, mientras que en cabellos oscuros aparecen a la luz del sol destellos de acuerdo al color natural del pelo. Es ideal para todas las mujeres que están cansadas de teñirse el cabello cada mes o de las mechas marcadas que dejan el cabello muy castigado.