agregar a favoritos recomendar a un amigo Hazte Fan En Facebook Argentina Brasil Chile España Uruguay
ampliar Imagenes

¿Cómo prevenir las puntas florecidas?

-+
Las puntas abiertas o florecidas, conocidas también como tricoptilosis, es un problema que afecta a la mayoría de las mujeres en cualquier época del año. Básicamente, consiste en la deshidratación del cabello sumado a una pérdida de queratina. La tricoptilosis es el nombre científico que se le da al cabello que tiene las puntas abiertas. Del griego “thrix”, cabello, y “ptilon”, pluma, el sinónimo es “tricorrexis”. Alteración de los cabellos consistente en una sequedad más o menos acentuada del pelo, que se produce en su extremidad o lateralmente. Se trata de una fractura longitudinal en el extremo distal del tallo capilar. La punta del cabello sufre una reducción de células cuticulares llegando, en algunos casos, a quedar expuesta la corteza y fragmentándose, produciendo la fisura. Se puede dividir en dos o tres partes. El grado de afección depende de las propiedades individuales de cada cabello y de las agresiones externas (erosión ambiental, decoloraciones) a las que se ve sometido. Es más frecuente en cabellos largos. También se produce en cabellos con otras alteraciones como pili torti, tricotilomania o zonas con dermatitis crónica. El pelo es un cilindro formado casi completamente por queratina, y al perder parte de esta proteína, puede cambiar la solidez y estructura del pelo, provocando que se astillen las puntas y queden “abiertas”, secas y opacas.
Este problema se produce por varios motivos, pero uno de los principales es el excesivo castigo al que se somete el cabello. Puede ocurrir por demasiadas permanentes, un uso intenso y sin demasiado cuidado de los secadores de pelo, uso de planchitas de alisado del cabello, uso de peines y cepillos de baja calidad y cerdas sintéticas, o tener el cabello seco. Teniendo en cuenta estos factores, para evitar las puntas florecidas lo que podemos hacer es no aumentar el riesgo, evitando trabajos muy agresivos sobre el cabello de forma continua. El saneamiento del cabello también ayuda, porque las puntas abiertas no aparecen sólo por el uso de ciertos productos, sino también por la edad del pelo y las cabelleras que no se cortan con frecuencia. Un corte de pelo centrado en las puntas hará que el cabello se vea más sano y con una caída más natural. Los cabellos secos tienen mayor predisposición a que se abran las puntas, para evitarlo es importante utilizar champúes de tratamiento hidratante y mascarillas y hacer cortes de puntas de forma periódica. Un champú hidratante con queratina podría ayudar mucho en el cuidado del cabello. Si el problema de las puntas abiertas no se trata o previene, el límite será la raíz del cabello. Si el problema llega a agravarse, puede producirse la pérdida de bulbos con la consiguiente disminución del volumen de cabello. Por lo tanto, es importante la detección y actuar rápidamente. El profesional debe evaluar el estado del problema y decidir cuál es la solución más acertada. Para prevenir las puntas florecidas podemos empezar por lavar el pelo con shampoo reestructurador con queratina; probar con baños de crema una vez al mes; cortar las puntas mensualmente, y evitar el calor excesivo de los secadores de pelo o planchitas muy calientes y si no queda otra que usarlos, procurar utilizarlos por poco tiempo en las puntas; utilizar peines y cepillos de buena calidad; y cada tanto hacerse un shock de queratina permite devolverle al pelo las proteínas que le faltan.