agregar a favoritos recomendar a un amigo Hazte Fan En Facebook Argentina Brasil Chile España Uruguay
ampliar Imagenes

Agua de Mar

-+
Llegó el verano. Nos vamos de vacaciones a la costa atlántica, disfrutamos del sol, divertirnos con amigos, meternos al mar, y solemos olvidarnos algunos de los tantos beneficios que nos provee el agua de mar a la salud. En esta nota, un repaso por algunas de sus ventajas. La piel es una de las más beneficiadas por el agua marina, ya que ésta posee propiedades antibióticas y antisépticas, además de su efecto exfoliante y nutritivo. El agua marina aporta altas cantidades de oligoelementos como el sodio, yodo, zinc, potasio, que cuentan con efectos curativos. Es por esto que cuando el cuerpo entra en contacto con el agua salada, estos elementos son absorbidos por nuestra piel y se produce una renovación de los mismos; este proceso es conocido como ósmosis. Una de las principales propiedades beneficiosas del agua marina es su poder curativo sobre eczemas, reacciones alérgicas, descamaciones, etc. Y es que la concentración mineral ayuda a luchar contra las bacterias por sus propiedades antibióticas y acelera la curación. Gracias a la sal y el cloruro de potasio, el agua marina tiene grandes propiedades antisépticas que resultan apropiadas para curar pequeñas heridas, cortes, rozaduras. Es por eso que en ocasiones podemos sentir escozor en las heridas al bañarnos, pero no por eso debemos creer que resulta perjudicial. Por otra parte, los minerales garantizan que nuestra piel se mantenga nutrida, de manera que conseguiremos una piel más elástica y con mejor aspecto. Asimismo, la sal del agua de mar funciona como exfoliante, por lo que elimina las toxinas de la piel.
No sólo los chapuzones son una increíble fuente de vitalidad para nuestro cuerpo; la brisa marina, los deportes en la playa o los paseos diarios por la orilla del mar también ayudan a nuestro organismo a estar en forma y sentirse bien por dentro y por fuera. Hay muchísimos beneficios que aporta el agua del mar, como relajación muscular, mejora de la capacidad respiratoria y de la circulación sanguínea, retrasa el envejecimiento de la piel, alivia dolores reumáticos y musculares, entre otros. Además, si se tiene granitos o la piel muy grasa, lavar el rostro con agua marina conseguirá hacer desaparecer el exceso de grasa y la piel se mantendrá suave y tersa por más tiempo. Si no se tiene la suerte de poder ir a la playa, se pueden disfrutar de los beneficios del mar en centros de spa o balnearios urbanos que permiten relajarse y descubrir un lugar dedicado al reposo y la curación a través de la utilización de las aguas, sobre todo termales o minerales, además de complementarse con técnicas que usan ingredientes naturales como el barro, los cítricos, los vapores o las algas.
Existe una gran cantidad de productos con ingredientes marinos para hidratar y aportar luminosidad y suavidad a la piel. Entre ellos las cremas anti-edad, aceites corporales, exfoliantes, limpiadores faciales, etc. También se pueden combinar los tratamientos con ingredientes procedentes del mar como las perlas, nácares, algas, moluscos. Ellos proveen una espectacular hidratación y renovación celular. El verano es el momento ideal para lucir una piel radiante, rejuvenecida y sin impurezas.



Fuente: Estilo Profesional
Autor: Priscila Pauline