agregar a favoritos recomendar a un amigo Hazte Fan En Facebook Argentina Brasil Chile España Uruguay
ampliar Imagenes

Todo sobre las cejas

-+

Las cejas pueden seducir, mostrar enojo, sorpresa, alegría, tristeza y muchas otras emociones. Es increíble como unas pocas líneas de vello pueden influir tanto en la expresión del rostro. Recordemos cómo jugaba Andrea del Boca en sus telenovelas con sus cejas, utilizándolas como herramienta en la composición de sus personajes. Las cejas son el marco de nuestros ojos, proporcionan o restan expresión al rostro según sea su forma y su color. Es importante conocer todo lo que podemos hacer con ellas. Tanto su forma como su color y aspecto sufrieron muchos cambios a lo largo de la historia: se usaron finas y súper finas, rectas, arqueadas, perfiladas con negro, largas, cortas, entre otras. Las formas fueron diferentes dependiendo de la moda del momento, pero siempre han mantenido su importancia estética. Ya sean finas o gruesas, redondeadas o angulosas, arregladas o despeinadas, son indispensables para destacar la mirada y proporcionar mayor armonía y belleza al rostro. Los maquilladores y otros profesionales dedicados a la belleza, sostienen que unas cejas bien diseñadas y cuidadas pueden brindar una mirada más profunda y atractiva y que una mirada bonita puede perder su atractivo con unas cejas mal depiladas. La tendencia de moda actual no proporciona recetas generales sino que adapta los consejos a cada rostro en particular. Existen profesionales especializados en los cuidados estéticos de las cejas, así como los hay para la piel o el cabello.


El ABC de las cejas

Las cejas se ubican sobre los ojos y están formadas por pelos cortos y duros que siguen una dirección ascendente, horizontal o descendente y tienen tres funciones. La primera es proteger ya que, junto con los párpados, ayudan a proteger los ojos de la entrada de partículas ambientales y desviar las gotas de sudor que pueden resbalar por la frente y que podrían irritar los ojos. En segundo lugar, las cejas comunican, ya que el rostro es un sistema esencial de comunicación de emociones. Se puede expresar alegría, sorpresa, miedo, ira, tristeza y desprecio. Las regiones faciales que sirven para esto son la frente y cejas, los ojos y párpados y la boca. “Una mirada dice más que mil palabras”, dicen algunos. Esto es porque los ojos transmiten mucha información si sabemos leer esa mirada. Y las cejas, como marco de esos ojos, cumplen un rol significativo en esa comunicación y expresión de una emoción. Su forma y movimientos permiten expresar sentimientos diferentes. Por ejemplo, las cejas completamente elevadas transmiten incredulidad; a medio elevar, sorpresa; medio fruncidas, confusión; totalmente fruncidas, enojo; o una ceja levantada y la otra no, puede buscar seducir. La tercer función de las cejas está relacionada a la estética. Dado que brindan al rostro expresión y carácter, también cumplen una función estética importante. Naturalmente, no todas las cejas tienen las mismas proporciones o atributos, y de acuerdo a la moda del momento muchas mujeres, y por qué no hombres también, deciden adaptarlas a lo que está en boga. Una ventaja importante es que la forma y color de las cejas es fácilmente modificable y permite cambiar la óptica del tamaño de los ojos, la distancia y la longitud y ancho de la nariz. Según la forma que demos a las cejas podemos obtener diferentes resultados como por ejemplo, realzar e iluminar la mirada, hacer parecer los ojos más grandes y expresivos, equilibrar facciones, brindar simetría, suavizar o endurecer rasgos, rejuvenecer, hacer más sofisticado o natural el rostro. Los especialistas en visagismo también tienen en cuenta el cuidado de las cejas, acorde a las facciones y a la forma del rostro de cada persona.


Las cejas perfectas
No existe una ceja ideal a la que todos deban adaptarse, ya que dependerá de la combinación de varios factores según cada persona. Lo que sí estamos seguros es que un rostro sin cejas resulta poco atractivo y además es inexpresivo. Para realizar las correcciones adecuadas a cada tipo de rostro es necesario realizar primero un estudio de su forma natural y su relación con el resto de los rasgos faciales. Luego se analiza qué técnica es la mejor, ya sea maquillaje, depilación, micropigmentación, según el caso. Las cejas tienen tres partes: el origen o parte más gruesa, el punto de altura que es la parte más alta o media que es un poco más fina, y el extremo que es la parte más fina. Según los especialistas, para ser equilibradas las cejas deben tener forma de coma, su vello debe ser liso, corto y repartirse de forma uniforme, el color debe armonizar naturalmente con el resto del cabello, si son más oscuras que el pelo endurecen las facciones, si son más claras quitan expresión a la mirada. La ceja en armonía con el rostro nace arriba de los ojos, a ambos lados de la raíz de la nariz, aproximadamente a la altura del lagrimal. El punto de altura debe estar situado aproximadamente sobre la parte externa del iris. El final se calcula trazando una línea desde la aleta de la nariz, pasando por el rabillo del ojo. En teoría, la parte alta o media debe medir 5 mm de espesor, y el extremo debe medir de 1 a 2 mm. Esa sería la ceja considerada ideal que debe servir de referencia para estudiar su forma y elegir las correcciones más adecuadas. La finalidad de la corrección de las cejas es darles una forma más acorde para resaltar la expresión de los ojos o bien brindar armonía al rostro. Cada rostro es un mundo, así como lo es cada persona, por eso cada uno debe ser fiel a sí mismo y a sus necesidades estéticas, y no seguir una moda, para así sentirse en armonía y en equilibrio con el conjunto.


Tipos de cejas

Cejas naturales
Son las cejas que apenas llevan una depilación, y si la tiene es muy leve y sólo para enmarcar la expresión de los ojos, pero escapa de las líneas finas y se juega a que la propia ceja defina su forma. Para que favorezcan ya deben tener una forma definida por naturaleza. Un claro ejemplo es la actriz Jennifer Connelly.
Cejas con semicurva
Este tipo de cejas es considerado perfecto para la mayoría de las caras, salvo las muy alargadas. Brindan una mirada suave. Un ejemplo conocido es el de la actriz Sandra Bullock.
Cejas rectas
Al tener una cara alargada, este estilo favorece porque ensancha los rasgos haciéndolos más ovalados debido a la línea horizontal. Es el caso de Natalie Portman.
Cejas con pico redondo
El pico de la ceja es más suave, no tan pronunciado y son perfectas para los rostros ovalados. Como en la modelo Tyra Banks.
Cejas de pico
Las caras redondas obtienen un rostro más afilado con este estilo ya que les permite marcar sus rasgos. Un ejemplo es el de la actriz Demi Moore.
Cejas redondas
Se llevan bien con los rostros cuadrados ya que hacen más suaves los rasgos. Es el caso de la actriz Gwyneth Paltrow.
Cejas delgadas
Estas cejas son muy finas, muy depiladas y no le quedan bien a todo el mundo. Un ejemplo de ellas es la actriz Liv Tyler.
Cejas espesas
Este look se usó en los años ochenta, pero que aún quedan algunas seguidoras. Es un estilo arriesgado que no favorece a todo el mundo y se corre el riesgo de afear el rostro si se dejan demasiado gruesas. En los ’80 un ícono de esto fue Brooke Shields.



Fuente: Estilo Profesional
Autor: Priscila Pauline