agregar a favoritos recomendar a un amigo Hazte Fan En Facebook Argentina Brasil Chile España Uruguay
ampliar Imagenes

La cabeza como espacio publicitario

-+
Un joven de Texas, Estados Unidos, abrió un nuevo espacio para la publicidad: su cabeza. Sí, así como se lee, el muchacho ofrece su cabeza calva a los anunciantes que deseen promocionar su marca, al módico precio de 320 dólares al día. Este servicio, denominado “Bald Logo”, es un servicio para empresas en el que su cabeza calva y la de sus socios es tatuada y sirve de soporte publicitario. Brandon Chicotsky, un chico emprendedor de Austin, Texas, lanzó al mercado este servicio tan especial, una “valla” itinerante en su calva cabeza. Cuando Brandon perdió la mayor parte de su cabello a los 27 años de edad, llevó la expresión “si la vida te da limones, haz limonada” al extremo. Con tan sólo un mes en el mercado, numerosas empresas han mostrado interés en publicar sus anuncios en la cabeza de Brandon o alguno de sus socios.

El equipo de Bald Logo utiliza una tinta para tatuajes resistente a cualquier tipo de clima, de forma que los calvos puedan mostrar los anuncios mientras recorren durante 6 horas las calles de Austin llamando la atención de los clientes. Pero los trabajadores de esta empresa utilizan también otra estrategia para llamar la atención de los transeúntes: mujeres atractivas, cámaras de vídeo y trajes de lycra. Durante su día de trabajo, Brandon y sus dos socios van acompañados de dos modelos y un hombre con un traje de spandex que agitan banderas promocionando la marca de los clientes. Además, un grupo de camarógrafos los persigue para crear curiosidad en el público. Y si bien esta es una táctica comercial, el joven no ha perdido su costado humaniario, ya que Bald Logo dona aproximadamente la mitad de sus ganancias a la Fundación Areata para la Alopecia, organización que apoya a nivel nacional a los pacientes que sufren de esta condición.