agregar a favoritos recomendar a un amigo Hazte Fan En Facebook Argentina Brasil Chile España Uruguay
ampliar Imagenes

Apicosmética

-+

El uso de la miel, la cera, la jalea real y el propóleo se está expandiendo cada vez más en la industria cosmética y capilar. Las publicidades utilizan esta novedad, que en realidad no es tal, para lograr impacto de marketing y renovar sus líneas de belleza, aumentando las ventas. La apicosmética aprovecha cada fase de la producción de la miel para fabricar productos de belleza. Ya en Egipto, Grecia y Roma utilizaban la miel en el cuidado del cuerpo y la piel, mediante sus propiedades emolientes e hidratantes, como ungüentos, lociones y cremas de belleza y en la composición de mascarillas. Lo cierto es que en la miel hay 180 componentes y sus propiedades cicatrizantes, antinflamatorias, antioxidantes y antisépticas la hacen un producto único para el mundo de la belleza.

La cadena de montaje

El proceso de la miel es interesante. Las abejas extraen el néctar de las flores, que luego de digerido, se convierte en miel. La miel procesada, es empleada por la industria cosmética para suavizar y calmar la piel, para atenuar las arrugas y brindar elasticidad. La cera proviene de la secreción de ocho pequeñas glándulas que están ubicadas en el abdomen de la abeja. Es más suave que la miel y se vierte en bolsitas, donde se solidifica y es manipulada para la construcción de las celdas del panal. En la cosmética se emplea para disminuir la sensibilidad cutánea y proteger la piel, creando una película protectora. Tiene una textura delicada que se funde con la piel. La jalea real es el único alimento que toma la abeja reina, desde el estado larvario hasta su muerte. Es producido por la mezcla de dos secreciones glandulares de las abejas obreras, a través del procesamiento de un compuesto de miel y polen. Todos los huevos son iguales en la colmena, pero será abeja reina aquella larva que sea alimentada con la jalea real, que es la responsable de que un huevo multiplique su peso. Entre los beneficios que aporta la jalea se encuentra la vitalidad que genera. Muchos productos antiage están formulados a base de este ingrediente que puede impedir la ralentización en la producción de fibras de colágeno y elastina, brindando firmeza a la piel. La jalea real fresca está compuesta en un 67% de agua biológica, 12,5% de proteínas, 11% de hidratos de carbono, 5% de lípidos. Contiene además, oligoelementos (sodio, calcio, potasio, magnesio, hierro, manganeso, zinc, cobre y otros), vitaminas del grupo B, además de otras sustancias como: ácido nucléico, ácido decanoico, flavonoides, encimas y hormonas femeninas. El propóleo es la sustancia resinosa que las abejas recogen en los árboles. Este componente, administrado oralmente se utiliza para combatir la fatiga crónica y en tratamientos contra el envejecimiento prematuro.

La miel es utilizada como antioxidante que protege contra daños causados por los rayos solares y como regenerador de la piel reseca. También puede ser antibacteriana y antiséptica ya que ayuda a la cicatrización y en los tratamientos del acné. Es hidratante e ideal para pieles sensibles. Además, la miel se está utilizando cada vez más en muchas líneas de cremas faciales, leches hidratantes, cremas para las manos, mascarillas, jabones, geles de baño, champús, lociones, bálsamos labiales.

Mascarillas
La miel puede ser utilizada en muchas mascarillas y depende cómo se mezcle, puede ayudar a restaurar, limpiar y alimentar el cutis. Su uso combinado con otro producto natural incrementa sus beneficios. Miel y limón: es una mascarilla excelente para limpiar la piel y balancear los niveles de aceites naturales en la piel que la hacen grasosa. La miel y limón también es usada como remedio casero para infecciones en la garganta. Miel y arcilla: ayudan a todas las pieles, alimenta el cutis y ayuda a limpiarlo.  La consistencia depende del gusto, usualmente debe de haber más arcilla que miel para que se adhiera a la piel sin problema. Miel y avena: es exfoliante y limpiador, la preparación consiste en una mezcla de 1/4 taza de avena y una cucharadita de miel. También se puede poner 2 cucharadas de yogur sin sabor ni azúcar, y se aplica sobre la piel limpia y húmeda, se deja actuar 15 minutos. Miel y huevo: ideal para la piel seca; una cucharada de miel y un huevo ayudan a humectar la piel deshidratada y seca, tanto en la cara como el cuerpo.

Siempre es necesario limpiar la piel, nunca aplicar mascarillas sobre piel con cosméticos, maquillaje, aceites naturales o contaminación ambiental, porque la mascarilla no va a penetrar. Antes de aplicarla es necesario contar con 10 o 15 minutos para dejarla actuar, porque si no se deja actuar suficiente tiempo, no se obtendrán los mejores resultados. Luego se debe limpiar la cara con agua tibia (mas fría que caliente), sin usar jabón. Se aplica tónico o astringente para terminar de limpiar la piel y cerrar los poros. Se puede utilizar también crema humectante y crema de ojos al final. 

Productos de belleza
La apicosmética permite la elaboración y formulación de crema base, serum para párpados con miel y jalea real, gel antiage con miel y jalea real, crema corporal con miel, crema para piel sensible o rosácea  con miel y manzanilla, loción hidratante facial, loción masculina para después de afeitar (after shave), protector de labios, crema para manos con miel y limón, mascarilla para el acné, mascarilla nutritiva, mascarilla capilar, ungüento de propóleos para afecciones cutáneas, talco antibacterial para pies, shampoo nutritivo, acondicionador capilar reparador, jabón de miel y polen, jabón liquido y gel de baño, tintura madre de propóleos.
Gracias a las propiedades humectantes de la miel, este producto se usa para diversos tratamientos de la piel, con resultados comprobables. La piel sufre constantemente las agresiones diarias que le provocan un envejecimiento prematuro, escamas o resequedad. Con la miel, esto se puede evitar, hidratando la piel. Un tarro de miel de abeja de buena calidad que sea totalmente natural es suficiente para mantener perfectamente hidratada nuestra piel, ya que la miel de abeja es uno de los mejores humectantes naturales para la piel. Es por esto que la miel se emplea en la elaboración de artículos cosméticos, como cremas, jabones y mascarillas para el cuidado del cutis, la cara en general y el cabello, entre otras aplicaciones. Además, la jalea real, producida por las abejas obreras para alimentar a la abeja reina y a las larvas de las celdas reales, tiene propiedades benéficas para la piel por su alto contenido de vitamina B, proteínas, carbohidratos, lípidos esenciales, ácidos grasos y minerales.