agregar a favoritos recomendar a un amigo Hazte Fan En Facebook Argentina Brasil Chile España Uruguay
ampliar Imagenes

Cuidado de labios

-+
Los labios son un repliegue músculocutáneo y se diferencian del resto de la piel por su menor cantidad de glándulas sebáceas, que los hacen más sensibles a los factores externos como el viento, el frío o la sequedad. Además, no poseen melanina, que es la pigmentación que protege de los rayos ultravioletas, por lo que se ven más agredidos por el sol. La piel del contorno de labios es la misma que la del resto del rostro, aunque su inconveniente principal es que debe soportar los movimientos de los músculos de la boca, por lo que esta continuamente exigida.
En segundo lugar, luego de los ojos, los labios son la parte más afectada del rostro en cuanto al envejecimiento. Las líneas aparecen en su contorno alrededor de los 50 años y son perpendiculares a la forma del músculo del labio, apareciendo como rayos de una bicicleta, por lo que estas arrugas son comúnmente apodadas “código de barras”. Estas líneas se acentúan y se ven prematuramente en una mujer fumadora, tanto por el gesto del fumar como por los oxidantes del cigarrillo. Con los años, los labios se afinan y pierden volumen, desdibujándose el límite con la piel y presentando una mayor tendencia a la deshidratación.
Para cuidar los labios, es necesario hacer un trabajo de prevención. Debemos higienizar bien la zona, utilizando un desmaquillante adecuado cotidianamente, evitar remojarlos con saliva ya que los reseca, y utilizar a diario y cuantas veces sea necesario un bálsamo reparador e hidratante. Para su contorno, las mujeres jóvenes no deben olvidar aplicar la crema de día y de noche también en esta zona, con movimientos circulares. Para las pieles maduras en cambio, existen tratamientos específicos para el contorno de labios, para intensificar los cuidados. Y en todas las edades debemos cuidarlos del sol con un labial o bálsamo que contenga protector solar.
Tips
Si están resecos, podemos exfoliarlos suavemente utilizando un cepillo de dientes de bebé, y luego aplicar un bálsamo hidratante. Esto no se realiza diariamente, ya que es como una exfoliación de piel. En cuanto al make-up, a la hora de maquillarnos es imprescindible tomar la decisión de resaltar los ojos o los labios, porque si focalizamos en ambos lugares a la vez lo más probable es que el rostro quede demasiado cargado. Si elegimos resaltar los labios con un color shocking, entonces deberemos suavizar el maquillaje de ojos. En este caso, una buena alternativa para los ojos puede ser un simple delineado o maquillar únicamente con máscara de pestañas. En cuanto a tendencias, las especialistas en make-up sostienen que para lo que queda del invierno los tonos de moda son los rojos y morados. Para el verano, en cambio, se vienen muchos anaranjados y fucsias y mucho flúor. Los labios gruesos son los que más pueden jugar con las tonalidades oscuras y vibrantes, mientras que para los finos es preferible el brillo, que dará la sensación de volumen.
Un tip para lograr un color mate de gran durabilidad es aplicar luego del labial muy suavemente un poco de polvo volátil traslúcido. Esto es conveniente para labios muy gruesos, ya que no resalta el tamaño, siempre y cuando se tengan los labios sanos ya que sino se notarán aún más las imperfecciones como grietas o resequedades. Si se utiliza delineador, debe ser del mismo tono que el labial elegido. La onda esta primavera-verano serán los colores traslúcidos y con brillo, que dan un aspecto más fresco y además son muy cómodos para un maquillaje rápido.