agregar a favoritos recomendar a un amigo Hazte Fan En Facebook Argentina Brasil Chile España Uruguay
ampliar Imagenes

Oscar Colombo

-+

El maestro Oscar Colombo está recién llegado de París, Francia, donde participó del festejo por los 100 años de la empresa L’Oréal. Ya en Buenos Aires, compartió con Estilo Profesional las tendencias que vienen de Europa para las próximas temporadas y sus más novedosos lanzamientos.

¿Es posible aplicar las técnicas que ves en Europa en nuestro país?

Siempre que hago un viaje, trato de pensar y considerar si lo que he visto es posible ubicarlo en nuestro país, y casi siempre me llevo la sorpresa de que sí. La mujer argentina cada vez está más abierta a los cambios. Los cambios que se vienen no son tan drásticos. Hay dos tipos de líneas en la peluquería. Está la más vanguardista y la más urbana. Mi tipo de trabajo es más urbano, para una mujer que trabaja o un ama de casa. Pero también participo en shows con trabajos totalmente diferentes, con artistas, como las actrices y modelos que atiendo. Todo lo que es vanguardia, que es lo que he visto en Londres también, son líneas mucho más jugadas, para gente sumamente joven. Si bien los jóvenes tienen estilos urbanos, hay un porcentaje mínimo de esa mujer vanguardia que viene a mi salón, pero no es el fuerte. Es muy difícil de encontrar por la calle, incluso. En mi escuela por este motivo tengo dos tipos de cursos, uno urbano y otro vanguardia. El vanguardia se dicta menos veces, precisamente porque no todo el mundo puede aplicarlo. Pero de todas maneras considero que todos los profesionales debemos saber ese tipo de trabajo. Es entonces cuando tengo que aplicar la enseñanza para esos cortes, que son totalmente diferentes a los otros. Todos los viajes me enriquecen, me dan la posibilidad de poder cambiar los estilos, año tras año. Y siendo embajador de L’Oréal, me baso en lo que la empresa lanza, para estar aggiornado, brindándole al profesional mi estilo, acompañado por el estilo de la firma tanto en coloración como en cortes.

¿Con tus viajes te anticipás a las próximas temporadas?

Sí, el saber qué va a venir para la próxima temporada me enriquece mucho. Porque si tengo que pensar desde ahora qué vamos a hacer, yo ya lo sé, porque ya lo ví. Vengo avanzado un año, dado que trabajo para la empresa L’Oréal tengo la posibilidad de saber cuál es la colección futura que va a venir. Por ejemplo, los cortes que van a venir en el próximo invierno nuestro, o sea en el 2010, son muy pensados en la línea de los años ’70, que es la tendencia “rock”. Que fue tan conocida en Estados Unidos en los festivales de música Woodstock. Es la era de los años hippies, lo folk. Eso viene recién para el invierno próximo. Pero antes tenemos que pasar la primavera, que trae una tendencia más soft, liviana, una colección que se llama “Jardines Preciosos”, relacionada con las flores. Sin embargo, para la noche son peinados muy elaborados, ya que en las fiestas la mujer tiene que estar sumamente arreglada. Eso es lo que también suelo decirles a los profesionales. Todos aquellos que no peinan tienen que tratar de aggiornarse con el peinado justamente por lo que se viene, y lo pudimos ver en la entrega de los premios Martín Fierro o los Oscar. Cuando la mujer se viste de noche, debe llevar el cabello más elaborado, lo exige incluso el diseñador de modas. Por eso se usan los peinados recogidos, más técnicos. Y el profesional que no lo hace tiene que “ponerse un poquito las pilas” para que pueda aprender a manejarse cuando se lo pida una clienta, para no decirle “no lo hago porque no lo sé hacer”. El estilista tiene que estar aggiornado en todo lo que se usa. Es fundamental.

¿Y en los Martín Fierro qué peinados te parecieron buenos?

Puedo destacar a Mirtha Legrand que es un clásico de peinados. Iliana Calabró estaba también muy de acuerdo a lo que se usa en Europa. Es una línea que se suele llamar “Red Carpet”, de la alfombra roja. Así como cuando las reinas tienen una gran fiesta el protocolo dice que deben llevar el pelo recogido, con una tiara de brillantes, esmeraldas, por ejemplo. Cada vez más, hay mujeres peinadas, y pensadas desde el vestuario, las joyas, los zapatos. Anteriormente no se veía esto. Por otro lado, la haute coiffure francesa dictaminó que los peluqueros debemos aconsejar a nuestra clientela a llevar una línea de peinados y de ropa de un estilo de noche, para activar lo que se había dejado en ese “lave y listo” y así salían a la calle, así sea con un vestido largo. Y los peluqueros comercialmente estábamos perdiendo lugar.

¿El peinado ganó más terreno en el salón?

Sí, ahora hay una gran tendencia a que la mujer vuelva a la peluquería, y esto es importantísimo para nosotros, poder darle a la clienta un servicio totalmente diferente. A mí me suele pasar por ejemplo, en los cursos que yo doy, que me dicen: “a mí me gustar cortar, no peinar”. Entonces yo digo “terminemos este curso y después vos me decís si realmente te gusta o no peinar”. Eso pasa cuando desarrollás el peinado. En general dicen que no les gusta cuando no lo saben hacer, y hay muchos que no lo saben, pero porque no se preocuparon. ¿Y por qué no se preocuparon? Porque no se usaba. Hoy por hoy que se empieza a usar nuevamente hay que desarrollarlo. Primero para tener una entrada mayor en la peluquería, y segundo como satisfacción personal y profesional, ya que es muy importante hacer toda la peluquería. Porque yo no puedo decir “soy cortador y creo que soy el mejor peluquero”. Si soy buen cortador, buen peinador y colorista puedo poner la mejor peluquería, que estoy seguro que voy a tener éxito. Todo depende de la calidad de lo que vos ofrezcas para ser el mejor o quedarte a  mitad de camino. Por eso todo lo que es aprendizaje, ya sea viajar, o hacer cursos, es una de las cosas más importantes que hay, porque es lo único que te enriquece y te hace crecer.

¿Vas a estar en Cosmesur?

Sí, voy a estar lanzando una tijera que lleva mi nombre. Soy el primer peluquero de la Argentina que tiene una tijera homónima. Esto es muy importante para mí, porque hace 8 años que yo la tengo tatuada en mi mano izquierda. Y hace 6 años que la vengo usando. Es una tijera que yo encontré en Italia, en una Cosmoprof que fui. La compré con intriga de saber qué satisfacciones me daría. Y cada vez que me subía a un escenario la gente me decía “qué bárbara esa tijera, ¿cuál es?”, y yo contaba la historia de que la compré en Europa. “¿Y dónde se puede comprar?” me preguntaban, “y... en Italia”, respondía yo. Resulta que esa tijera era francesa, y no se fabrica más. Porque durante 6 años consecutivos fui viajando y la buscaba, pero no la encontré nunca más. Un día Leticia Guenaou, que es amiga mía y embajadora de L’Oréal, vino a Buenos Aires, fuimos a comer, y vino al salón, le cuento la historia de la tijera y ella me dijo que tenía dos, y me regaló una. Luego, me encuentro con la empresa Belkys, y me dicen “qué bárbara esa tijera”, les cuento la historia y me dicen “¿no querés hacer esa tijera?, nosotros te la hacemos”. Fue así que se mandó afuera, se desarrolló y le pusieron mi nombre. Y ahora la lanzo en Cosmesur. Es una tijera navaja con unas cualidades espectaculares, porque corta tanto como si fuera una tijera y una navaja. Hay mucha gente que no quiere cortarse el pelo con navaja por mitos, porque dicen que estropea el pelo, que es mentira porque sólo lo estropea cuando el filo está deteriorado. Pero con esta tijera vos le mostrás a la clienta que no le castiga o lastima el cabello. Además, hace los desmechados perfectos y un corte preciso, por supuesto siempre acompañado de la técnica. Por otro lado, también hago el relanzamiento en la Argentina de las bucleras, planchas y secadores de BaByliss, que presenta Las Margaritas. Y como siempre, voy a tener el stand de mi escuela. Nos encontraremos todos allí en este nuevo año de lanzamientos. Me siento como el padrino virtual de esta nueva revista (Estilo Profesional), y espero que tengan mucho éxito.



Fuente: Estilo Profesional
E-mail: contacto@estiloprofesional.net