agregar a favoritos recomendar a un amigo Hazte Fan En Facebook Argentina Brasil Chile España Uruguay
ampliar Imagenes

Una cuestión de espacio

-+

Una decisión importante para el plan de salón, y que precede también a cualquier renovación en el espacio de la peluquería, es el diseño de interiores. Es necesario considerar varios aspectos para decidir si diseña el espacio uno mismo o con la ayuda de un arquitecto.

Si se ha proyectado la cantidad de clientes que se espera atender por día (y esto es algo que debe realmente hacerse), entonces es posible calcular el promedio de personas que estarán esperando a una determinada hora, en un rango aproximado. Si también se conoce el tiempo que lleva cada servicio y el número de clientes que entra por día al salón, resulta muy fácil determinar, gracias a las fórmulas matemáticas, los tiempos de espera y el número de clientes en espera. También se debe tener en cuenta la cantidad de personas que no son clientes, como por ejemplo amigas o hijos que acompañan a una clienta y utilizan las sillas de espera.

Esta información, que puede verse como muy básica, asegura tener el espacio suficiente en el negocio o permite modificar espacios en base a estas consideraciones. Además de tener suficiente espacio de espera, es necesario pensar cómo será usado ese espacio. Si es para chicos, debería haber lugar para juguetes y juegos. Si las esperas son en general largas, podría instalarse un televisor u otro tipo de entretenimiento.

También tener en cuenta que haya suficiente lugar entre las sillas de espera, los clientes, y mesas por ejemplo.
Para saber si se ha diseñado un espacio que evitará que los clientes y staff de la peluquería se choquen o crucen constantemente en el camino, se debe tener un sentido de las tareas que involucran un servicio y dónde serán desarrolladas. Con este conocimiento, hacerse un esquema mental del movimiento habitual en el salón, incluyendo el recorrido del personal y de los clientes entre áreas, a toda hora del día.

Teniendo esto en mente, y pensando en la peluquería colmada en su máxima capacidad (que es lo que más desea el estilista), las ideas para el rediseño del salón vienen instantáneamente a la cabeza.

Fuente: Revista Estilo Profesional
E-mail: contacto@estiloprofesional.net